La Bodegueta Rambla

La Bodegueta

Provenientes del negocio de la distribución de hielo y bebidas, la familia Reboll abre despacho en el número 100 de la Rambla de Catalunya a principios de la década de los 40. Con la llegada y la popularización de las neveras eléctricas, el negocio de la venta de hielo a la baja y La Bodegueta centra su oferta en vinos a granel y embotellados, así como licores y refrescos.

Ya a finales de los 60, se ofrecían tapas frías o bocadillos a todos los que quisiera tomar un vaso de vino. A finales de los 70 ya se inició la oferta nocturna, se amplió la carta de tapas y se ofreció el popular Xampanyet como bebida insignia que paseantes y noctámbulos degustaban acompañado de las magníficas anchoas. Corrían los 80 cuando La Bodegueta inició su configuración de negocio actual, manteniendo como anecdótica la venta de vinos, centrando la actividad en el servicio de bar y restauración.

Su privilegiada situación hace que la terraza de La Bodegueta, en medio de la Rambla de Catalunya, sea un punto de encuentro ideal y un lugar inigualable para sentir el pulso de la ciudad de Barcelona.

Img0

Img1

Img2

Img3